Valid HTML 4.01  Valid CSS!
 
Julian at Deltona
(With a few of my favorite things)
Home I believe Adventure Games Raindrops... Here, there... Visitors Contact ATITD Interesting ideas
Please, wait...
   

Una historia que conviene sea mostrada aparte

Por María Vera (hechicera de esta recopilación) Maria Felicia

Fueron tiempos buenos para el autor de estos artículos, Julián Pérez (Jotapé). Fue la época que su hija y compañera de la vida recién se habían convertido en ex rehenes. Habían conseguido salir del cerco policial e histórico que construye como costumbre de vida el gobierno que todo lo gobierna haciendo rehenes a los familiares de aquellos que escapa de las fronteras empresariales de la isla mayor de las Antillas.

Jotapé tuvo la suerte de dar con el equipo de publicistas, dibujantes y programadores por un amigo de la época que trabajaba de programador para otra empresa de la península. La suerte era que ¡pagaban! Aquí expongo sus explicaciones:

Julian

Mientras trabajaba en la empresa de informática española AlfaBeta, que tenía una miriada de problemas y no me pagaba, hice dos tipos de trabajos relacionados con juegos (de algo teníamos que vivir). Primero de traductor de juegos del Inglés al Español para la desaparecida empresa española distribuidora de juegos Drosoft (contacto que me consiguió mi amigo Jaime Cifuentes, honor a quien honor merece). Muchos juegos tenían tanto texto como una novela.

Y luego de articulista (que juega un juego hasta el final y luego le explica a otros como jugarlo) para la también desaparecida revista española de videojuegos OK PC.

A diferencia de Micromania, que era mas bien parca en artículos de como llegar al final de los juegos, OK PC gustaba de ellos y publicaba varios (llamados "Tricks and Tracks" en cada ejemplar. Yo había hecho la traducción de Ultima 7 Segunda Parte (también traduje la 1ra parte, pero otro publicó el artículo sobre ella). Enrique Maldonado, jefe de redacción de OK PC, andaba buscando quien les hiciera el "Tricks and Tracks", y consultó con Drosoft, la distribuidora. Allí le sugirieron que el mejor para hacer eso era quien había traducido el juego al español (yo), y así comenzó mi trabajo con OK PC. Muchos de los artículos publicados por mí en OK PC (pero no todos) correspondían a juegos cuya traducción yo había hecho para Drosoft.

Por aquel entonces Internet estaba en sus albores y solamente una vez en OK PC pudieron ayudarme dándome un texto, aparecido en otro lado, acerca de cómo llegar al final del juego. Así que tenía que ingeniármelas para terminarlo tan rápido como fuera posible (tarea nada fácil) y luego daba las instrucciones, casi siempre en forma novelada, narrando el argumento del juego. Pero la dificultad, en realidad, no importaba. Me pagaban por jugar, algo que me gustaba hacer, y OK PC no pagaba nada mal (y mis artículos eran largos). Hubo meses en que practicamente todos nuestros ingresos provinieron de allí.

En forma de historia, en consejos de cómo llegar al final del juego. Recalco que el tuvo la idea de hacer pequeñas historias o cuentos para colocarlos en la revista; y de esta forma ganar un poco más de dinero.

Como traductor y escritor entraba algún dinero en nuestra nueva casa de la península castellana y, lo principal, éramos muy felices todos. Estábamos los tres juntos de nuevo, después de dos años y medio de condena a su familia (compañera e hija) por parte del gobierno de la isla a la actitud de Jotapé de escapar.

Finalmente…

En realidad yo no inventé lo de dar las instrucciones en forma de cuento. Muchos ya lo hacían así. Yo era, quizás, algo más ¨literario¨ que otros articulistas en mis narraciones, dada mi experiencia como escritor. Con el tiempo llegué a ser el autor más publicado en OK PC: varias veces salían dos artículos míos en la misma revista.

Pero todo llega a su fin. Mi relación con Drosoft, traduciendo, murió poco a poco cuando Electronics Arts compró la distribuidora. Sencillamente, ya apenas distribuía Aventuras Gráficas ni Juegos de Rol, lo que yo más solía traducir, pues ahora se dedicaba a los juegos de Electronics Arts y no los de todo el mundo, como antes, y EA no se especializaba en ese tipo de juegos.

Lo de OK PC, en cambio, terminó bruscamente cuando fue comprada por la revista inglesa PC Gamer, con lo que ya se dejarían de producir artículos propios. La redacción en pleno fue a la calle y OK PC se convirtió en una version española de PC Gamer llamada OKPC Gamer.

Un tercer factor fue el fin de la época de oro de la Aventura Gráfica, que duró de 1985 a 1995 más o menos. Aunque el género no ha muerto y de vez en cuando aparecen verdaderas joyas, a partir de finales de los 90 ya apenas salían títulos de lo que otrora hacía furor y acaparaba los estantes.

El por qué del esplendor y caída de la Aventura Gráfica (y la disminución del grado de dificultad de los acertijos en los juegos de rol) sería tema para un trabajo más extenso.

Pero, como dice la canción, nada se termina, todo vuelve a comenzar. El fin de mi etapa como articulista y traductor coincidió con el comienzo de otra como programador de juegos, primero en la empresa española Pyro Studios y luego, por ironías del destino, en Electronic Arts.

Fin…